Mujeres de segunda clase

Ella-quizás, oriunda de Chiang Rai (Tailandia), dejó atrás los concursos de belleza de “kathoey” en su barrio, y con sus gafas coloradas se fue a probar suerte entre la niebla de Chiang Mai, ciudad a una distancia de tres horas y media en bus. El humo de la “Ciudad Nueva”, que pierde horizontes y que no te permite discernir si Ella-quizás-es-Él.

El travestismo en Tailandia es muy popular y más aceptado entre la sociedad que en cualquier otro lugar. Dicen los que dicen que es el país con más travestis en el mundo, y que desde chico uno tiene la posibilidad de tomar pastillas para ir dándole forma a su sexo elegido. Dicen también que muchos viajan a Tailandia para operarse. Y dicen también que los travestis tailandeses son envidiados por sus contrapartes occidentales justamente por su look tan femenino, que ellos nunca podrán alcanzar.

En tailandés se los nombra como kathoey, y se los puede ver en la calle (viviendo abiertamente su nuevo sexo con una figura increíble), en las oficinas, en las telenovelas. No como un objeto de burla sino como un estado semi institucionalizado. Aunque, al mismo tiempo, siguen siendo considerados como “mujeres de segunda clase”.

Ella-quizás lo sabe. Y con sus Adidas blancas, y sus largas piernas coronadas con un mini short – que solo a Ella-quizás o una teen le quedan bien -, pasea por la ciudad su ajustado escote y su cartera violeta. Me ayuda a subir mi pesada mochila al Sawngthaew (mini van de transporte publico), con brazos que abrazan fuerte y con manos de esculpidas uñas maculinas, coloradas por cierto. Where are you from recita una voz masculina, y no sé si es la radio del chofer, si es la calle, si es la boca de Ella-quizás.

Entonces llega su parada, toca el timbre en espléndida pose de revista, se baja, y se pierde entre la niebla, caminando como en la pasarela. Quizás practicando para su próximo concurso.

3 Responses to Mujeres de segunda clase

  1. mamá dice:

    Cuántas cosas distintas, qué increíble todo lo que contás. Como dice mora, acá se llovió la vida.
    Seguí escribiendo tu bitácora de viaje que nos encanta a todos.
    Luego podrá ser un libro y quién te dice un best seller. O quizás te consagres para la posteridad con estilo literario propio…
    Bueno, disfrutá la vida que esto es único.
    Besos

  2. Mora dice:

    ja le dijiste que eras de BA a Mario??? jaja que mala, es sólo la envidiaaaaaa!!!!!!! jaja
    Acá esta por llover, huele a lluvia ya. Y se escucha en la radio a Juan Luis Guerra. Los pequeños placeres de la vida.
    Meditando lo que hablamos ayer y hoy Eugenia! Imagine! ja!
    Besos!

    • Marina Kempny dice:

      jajajajaja pero olor a lluvia y te calentito… mimos que dan alegria!
      de juan luis guerra me abstengo la opinion jajajajaj besotess

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: