Tocale la bocina a Ninh Binh

Escapamos del calor de Hue, entusiasmadas con fotos y con información que teníamos sobre Ninh Binh, ciudad ya en el norte de Vietnam. Picos de piedra caliza en medio del verde de los bosques y de los campos nos dijeron. Ríos y riachos para recorrer en bote y en bicicleta. ¿Qué más pedir?

Genial, pensamos, tranquilidad luego de la ruidosa Hue… Claro que nadie nos advirtió sobre los camiones, las motos y las vans que te queman la cabeza apenas ponés un pie en la calle. No bocinas sino bocinazos. Y de todos los tipos, generalmente volúmenes muy altos, y de larga y corta duración. Pero siempre ese MEEEEEEEEE que podés esperar de un grande camionazo de ruta o de un conductor terriblemente enojado… solo que el vietnamita tiene el hábito de tocar bocina tantas veces como usa la palanca de cambios.

En medio de esa orquesta desgastante, se te puede volver muy difícil la ciudad. Y podés perder la paciencia un tanto más fácil que en otras oportunidades. En Ninh Binh casi no hay turistas, lo que le suma mayor interés al increíble paisaje de sus alrededores. Pero también es una ciudad que casi no habla inglés, y que parece no entender de más códigos que el vietnamita. Un ejemplo. ¿Tienen wifi? Si. Y más tarde: Pero no anda! Yes. Ah, entonces anda? No no, no wifi. Ok no hay wifi. Yes (ok, será que yes es la afirmación de mi negación). ¿Y por qué me dijeron que tenían wifi cuando hice el check in en el hotel? ¿Me mintieron? Noo, nosotros no mentimos, ahí está el wifi, can you see? Si, veo, pero no anda. Yes… Es la palabra vietnamita (porque es en todo Vietnam) que cuando te la dan, asegurate de preguntar hasta lo más obvio… Si compro un pasaje a la ciudad XX, ¿el colectivo me deja en la ciudad o en el medio de la ruta para que me tome un taxi hasta la ciudad? Si me contestás que tenés lava ropas, ¿significa que vas a lavar mi ropa en la máquina o lo vas a hacer a mano?

Grandes picos de piedra caliza como caídos del cielo en medio del campo verde. Un horizonte de esos mismos picos que con haber visto una montaña en tu vida, nunca podés imaginarte. Caminos de tierra escondidos que te llevan a barrios de casas, perros, gallinas y atardeceres. Ninh Binh es el complemento ideal de Halong Bay, que tiene sus mismos picos pero sobre el mar… E incluso hasta diría que es el suplemento, si uno anduvo antes por la provincia de Krabi en Tailandia… Habiendo visitado Ton Sai, Railey o Ko Phi Phi, entonces Halong Bay no impresiona tanto como Ninh Binh.

La ciudad en sí es una pesadilla, pero bicicletear sus alrededores es un muy lindo despertar. El recorrido en bote, aunque muy a lo Disney, es también pintoresco y vale la pena. Clave, no guiarse únicamente por el mapa y explorar esos caminos que se escapan de las rutas principales.

En nuestro caso, nos encontramos con gente muy cálida, unos paisajes lindos por demás… e incluso terminamos en un templo, sentadas en una matra, aplaudiendo junto con otras vietnamitas al ritmo de la música y el baile de su ceremonia. En el medio nos regalaron una mandarina y 500 dongs, como a todos los asistentes. Sacamos algunas fotos solicitadas, hicimos algunos videos a escondidas, y pusimos los 500 dongs en una urna para la mujer Budha (a modo de devolución porque no habíamos podido rechazar antes la donación).

En Vietnam adoran también a la mujer Budha, que a diferencia del hombre, está siempre parada y su estatua suele ser más grande. Los dos tienen diferentes templos, y cada uno elige a quién seguir. En cada casa, el altar de la mujer Budha se suele colocar en el cuarto principal, para asegurarse dormir bien. En cambio, es común ver altares de Budha hombre en los livings o restaurantes, ya que es una manera de atraer a los clientes. E infaltables son los viáticos junto al mini altar (cerveza, latitas de Fanta o Pepsi para Budha o los espíritus de la familia),  incluso  cigarrillos, que prenden como se enciende una vela.

Ninh Binh… lejos de esquivarla, es una ciudad para visitar (aunque, de nuevo, sólo por sus alrededores). De haber tenido a mi disposición una bocina, la hubiera saludado con la cucaráa-cha la cucaráa-cha ya no puede caminarrr. Mé mé!

Fotos aquí!

 

DATOS ÚTILES

– Cómo llegar: desde Hue el tren sale a la mañana temprano y cuesta 272.000 dongs. Llegás a la noche.

– Dónde dormir: Thanh Binh Hotel, USD 16 habitación para tres personas. Buenas películas en la tele. No es seguro que les ande el wifi!

– Dónde comer: No se come bien en Ninh Binh y siempre te llevás desilusiones cuando no un plato totalmente diferente al que pediste.

– Alquiler de bicicletas: USD 2 por día.

2 Responses to Tocale la bocina a Ninh Binh

  1. Dino dice:

    Cuando llegues a China avisame.
    Un abrazo
    Dino

  2. Dino dice:

    Hermosos los lugares que estas viendo!!!!
    Mandé otros comentarios anteriores, pero no tuve respuesta.Un abrazo
    Dino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: