Sapa de las nubes

Seis y media de la tarde y vuelvo a estar sola. Acabo de despedir a Suzanne y me pierdo en la niebla de Sapa para volver al hotel. Apenas puedo ver unos metros adelante mío. La ciudad está inusitadamente callada y tranquila. Algunas motos, sus luces que se pierden y los run runes de sus motores que me pasan por al lado. Qué sola me siento!

Qué lindo caminar acompañados, pero qué difíciles son las despedidas. Suenan las campanas de la Iglesia, y entonces todo tiene que salir bien. No estoy sola después de todo. Entro, está un poco oscura y algunos hombres y mujeres rezan las Vísperas – supongo – con esa voz tan dulce que tienen los vietnamitas para rezar… esa voz cantada que te recuerda que la vida es amor y es compañía. Esa voz que te recuerda que hasta podés sonreírle a la mujer que te acosa durante dos cuadras para venderte una cartera o un pantalón hecho a mano en su tribu.

Sapa está tranquila, vacía… el Festival de las Nubes, que atrajo a miles de turistas asiáticos durante el último fin de semana de abril, se llevó consigo al mes y a la gente. Y mañana también yo voy a ser un recuerdo. Con suerte estaré pisando tierras chinas.

Sapa la linda, la de montañas, la de terrazas y plantaciones de arroz, la de sus minorías étnicas, la de inolvidables desayunos entre nubes y cerros. Sapa de valles verdes. Sapa de colores y de sonrisas. Sapa de vacaciones.

Como todo turista, hicimos el obligado trekking por la montaña, camino a una village de alguna de las tribus de la zona. Pasamos la noche en una casa de familia, compramos algunas de sus artesanías y nos volvimos con una sonrisa. Con Suzanne elegimos Taphin, que aloja a las tribus Red Dao (donde nos alojamos) y Black Hmong. Catorce kilómetros de caminata por paisajes increíbles y en compañía de Sumy, la número cuatro de 8 hermanas. Conocimos a su familia, jugamos al fútbol con la pelota-pluma, y después visitamos a Tamy, su tía, que nos convidó con una cena riquísima (aunque enorme) y un imperdible baño de hierbas adentro de un barril… algo así como sumergirte en una taza de té. Genial!

Al otro lado del toldo donde estaban nuestros sendos barriles, el marido y el tío de Tamy se emborrachaban con vino de arroz. Y en el medio llegaron también tres tímidas amigas de una village lejana a pasar la noche. Así que con la sensación de tener a todo el barrio adentro de la casa, despedimos la noche intercambiando sonrisas junto al fuego. El baño de hierbas y la calidez de los dueños de casa, de los chiquitos, de los gatos, los perros y los chanchitos, nos dieron el calor suficiente para contrarrestar el frío y la lluvia de afuera. Inolvidable!

Sapa nos regaló un fin de semana en las nubes. Perdidas en la niebla de sus callecitas, mercados, valles y montañas, no pudimos hacer más que disfrutar y devolverle una sonrisa.

Fotos aquí!

El misterio de la uña larga

Es una cuestión de belleza, nos respondió Sumy, la número cuatro (para los Red Dao yo sería “Lomy”, la número dos de mi familia). Su marido se había dejado una muy cuidada y larga uña también. Pero se la corté, no me gustan, y se enojó mucho, yes, a lot.

¿En serio? Esa uña larga que muchos hombres vietnamitas se dejan en el pulgar, e incluso en dos dedos más algunas veces.

Sí, y en Sapa podés venderlas en el mercado… setecientos mil dongs cada una (USD36,8).

¿Por qué solo los hombres se dejan esas uñas?

Porque no hacen nada, tienen tiempo para cuidar de ellas. Las mujeres tenemos bebés y no podemos lastimarlos con nuestras manos. Y además no tenemos tiempo y las uñas se nos rompen cuando trabajamos.

Nada de escarba dientes, limpia oídos, ni saca mocos entonces… Aunque, lo ven los ojos, es ésa una función secundaria. Uñas esculpidas, uñas curvas, largas, medianas, un poco amarillas, en algunos casos negras. Belleza sin más.

5 Responses to Sapa de las nubes

  1. Mora dice:

    Quiero conocer de chinaaa ahoraaa!!!!!!!!

  2. Dino dice:

    Recibí tu respuesta!!!!! gracias!!!!
    Debe parecer otro mundo lo que estas viendo.
    Un abrazo

  3. Dino dice:

    Estoy copiando todas tus fotos en un archivo.
    Un abrazo
    Dino

  4. Dino dice:

    Cada día escribes más lindo!!!!!
    Dino

    • Marina Kempny dice:

      Gracias Dino!! Llegue a China!!! Estoy medio perdida, el viaje fue terrible, caluroso, largo y cansador… y llegue a una ciudad muy grande con muchas luces y tecnologia jaja. Supongo que mañana veré todo con ojos mas optimistas.
      La conexion aca tambien es mala, asi que quizas ande desaparecida.
      Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: