Un fantasma genuino

Con su nariz morena y arqueada, Mohd  miraba en silencio el horizonte. Yo esperaba su respuesta, y entre las luces de los edificios se me hacía difícil ver en la realidad oscura de su cara malaya. ¿Por qué te casaste con ella si no la amabas? Le pregunté en la terraza de un hotel; la ciudad era Kunming, en el sur de China. Treinta y tantos años dijo haber tenido cuando se casó, pero después de una década sus arrugas tenían poco más de cincuenta.

Yo me quería casar y una conocida me dijo que su hermana estaba soltera, y que podía organizar el casamiento. Pero ella nunca me contó que tenía un novio, hasta después de casarnos… Y yo quiero una mujer “genuina” así que me divorcié.

Su mujer lo engañaba?

No no, genuine means virgen. Si tenés un novio, por qué no te casás con él?

Bueno, a veces no funciona.

¡Pero entonces no tengas relaciones sexuales! Su tono de voz era suave, pero Mohd (apodo de Mohammed) decía estar muy enojado.

Si? ¿Después de tantos años?

Claro, mi enojo es largo, porque no entiendo. Si yo tengo una novia, me caso con ella. Por eso estoy acá, vine a buscar una mujer genuina. En Malasia es difícil, es una cultura muy moderna.

En el silencio del cuarto compartido, y entre mochilas abiertas de otros viajeros, la cama de Mohd es la única prolija y vacía. Solo una percha de la que cuelga un pantalón gris oscuro y una camisa estampada de colores también oscuros. Quizás su traje de conquista, cuando tres veces al día sale a buscar mujer por las calles de la ciudad.

Les sonrío y si me devuelven la sonrisa trato de empezar una conversación. Pero la barrera del idioma es un gran problema acá en China. No entiendo, en Malasia todos hablamos un poco de inglés. Para entrar en la Universidad es obligatorio saber inglés.

Mohd había llegado primero a Beijing, en busca de una mujer que había conocido en una Convención, allá en sus tierras malayas. Pero nunca la encontró. Así que encaró para el sur, a probar suerte en Kunming. Hasta el momento, nada, y en diez días volaba a Laos, para volver a Malasia pasando por Tailandia.

Y si no encuentro a nadie, decidí declararme soltero para siempre. Estoy cansado de buscar.

Diez años de infatigable búsqueda; diez años de caminar calles, ciudades y países. Porque ya había estado anteriormente en Laos y en Tailandia, también en Vietnam. Pero nada. Ninguna mujer genuina. Y no llegó nunca a Mongolia porque es un país muy moderno también, como Malasia, o al menos eso le había dicho una amiga mongola: mejor probá en China.

Si me dicen que tuvieron novio, entonces ya no las quiero.

Se acorta el plazo, pasan lo días, y las noches lo encuentran sentado en el bar del hotel. Porque Mohd no fuma ni toma alcohol, tampoco frecuenta nightclubs. Le interesan las mujeres con un poco de cultura, esas con las que se puede hablar de la vida y de las cosas.

La mujer genuina sigue siendo una sombra en las calles de Mohd. Y en mi cabeza, como un eco, sigo preguntando por qué te casaste con ella si no la amabas. En la terraza del hotel, con las luces de los edificios de fondo, lo único genuino es su nariz morena y arqueada… y el amor, un eterno fantasma.

4 Responses to Un fantasma genuino

  1. Gaby M dice:

    Hola Mari!!!!!
    Recien ahora vuelvo a tener net y pertenecer al mundo virtual. Me perdi bastante de tu vida, pero me voy a poner al dia este finde, que sera frio e ideal para leer buenas historias, como las tuyas.
    Te mando un beso enormeeeeeeeeee!!!!!

  2. Dino dice:

    Cuando escribas el libro espero que me hagas una dedicatoria!! apurate por que el tiempo apremia.
    Un gran abrazo
    Dino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: