Silenciosa Kunming

Silenciosa Kunming

Y llegué a China después de un pesadísimo viaje en colectivo sin aire acondicionado, espaldas mojadas y escupitajos chinos. A diferencia de los países del sudeste, aclaran su garganta ggggggrrr más seguido, fuerte y en lugares cerrados también; si no pueden tirar el escupitajo sttttú por la ventana, lo hacen en una bolsita, descubrí después.

Casi anochecía en Kunming, ciudad del sur, en una de sus grandes terminales de buses  y sin turistas occidentales. Sólo chinos alrededor mío, hablando y riéndose, mientras yo trataba de negociar precio del taxi con uno de ellos, que según decía era el único que hablaba inglés.

Los primeros olores y colores chinos me encontraron un poco perdida… lost in translation. El trayecto en taxi al hotel fue largo y con muchas luces de colores en los edificios. Pilota y copiloto no hablaban otro idioma que el chino, y estaban perdidos en su mapa desplegable, mientras yo trataba de tirarles alguna luz con mis indicaciones sobre la calle de destino. ¿Imposible? Quizás, pero logramos entendernos y llegar.

Kunming es una ciudad linda, más grande de lo que me imaginaba. Moderna, en movimiento, pero a la vez tranquila. Raro, como esas siestas traqnuilas en las que uno sueña mil sueños. En el medio de la calle sólo escuchás un murmuro lejano de motores y bocinas. Y en las varias de sus peatonales los chinos, practican taichí, se dan masajes, toman helado, se ríen, descansan. Las motos, que son muchas pero no tantas como en Saigon o Hanoi, te pasan por al lado más silenciosamente que una bicicleta… qué placer!

Le dediqué sólo un día, porque no encontré muchas cosas interesantes por hacer. Caminé sus calles y llegué a su Lago Verde. Y de nuevo sensación de siesta. Hombres cantando himnos, músicos practicando sus qué lindas melodías. Patos, plantas, asientos, macetas y flores. Mujeres comiendo fruta o tomando un helado en las orillas del lago.

Le dí un último guiño de ojo a la ciudad, me tomé una cerveza y me dispuse para viajar a Dalí la mañana siguiente.

FOTOS: Proximamente!

DATOS ÚTILES

–          Dónde dormir: The Hump. Tiene dorms con lockers por RMB 30, que están muy bien pero son ruidosos de noche. El restaurant y bar está muy bien. Mucha movida de viajeros. Se come muy rico también (no el desayuno que es caro y no está muy bien). Está muy bien ubicado en el centro. También podés dejar tu mochila (RMB 3) para recorrer la ciudad por el día y viajar a la noche.

–          Transporte: lo mejor es caminar la ciudad, y para las atracciones más alejadas un colectivo público te lleva fácilmente por RMB 1 o 2… contra los RMB 30 del taxi.

o   Taxi al aeropuerto: RMB15, 15 minutos. El colectivo tarda media hora.

o   Taxi a la estación de buses: RMB 30.

o   Pasaje a Dali en colectivo: RMB 134

2 Responses to Silenciosa Kunming

  1. sole burghi dice:

    mari: hermosas tus fotos y super interesantes tus relatos!que bien escribis!hace meses vengo siguiendo tu viaje..y aprendiendo a traves tuyo..
    aca estamos en la dulce espera en pocas semanas Bruno estara con nosotros.
    te mandamos un beso grande con Andres

    • Marina Kempny dice:

      hola sole! como va esa panza! uauu que pasa el tiempo. mantenganme al tanto del nacimiento! beso enorme y que lindo teneros en el viaje!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: