Un mito

Ay! Pisé Europa! Esto merecía celebración, aunque era tanta mi alegría que no podía expresarse mejor que en mis ojos y en esa sensación interna de objetivo logrado. El tren dejaba atrás los montes Urales y las tierras asiáticas. Y el cielo naranja de las 10.00 pm me daba una palmadita cálida de felicitaciones. Entonces brindamos con limonada que Antoni sacó de su bolso de sacerdote ortodoxo, y monje (según aclaró).

Imposible tener mejores recuerdos de mis días transiberianos. Los paisajes de la ventana, los rusos con sus mil vidas distintas, ávidos por compartirlas con uno y siempre tan cálidos y sociales. Las comidas compartidas, los soldaditos de camiseta de rayas y  borrachera. Las provodnitsas de facciones duras pero que al final se ablandaban con una buena sonrisa. Las gordas rusas en las paradas vendiendo pescados ahumados, comidas tradicionales, ropas de abrigo y osos de peluche. Cada estación de tren, siempre pintorezca y limpia.

Este último tramo (de Ekaterinburg a Moscú) fue bastante distinto al anterior. Sin el encierro del calor sofocante, lejos de hundirnos en la casa de los muertos y de encontrar a un aturdido Raskolnikov (Crimen y Castigo, Dostoievski) caminando por los pasillos, parecíamos perdernos en una sinfonía de Tchaikovsky. Afuera, el paisaje había cambiado también. Verde muy verde, con prados y campos arados, vacas lecheras de perfecto blanco y negro, lagos, arroyitos y casas coloridas, también de madera como en la Siberia, pero más grandes y sólidas. Y como constante, las flores silvestres, amarillas, blancas, rosas y violetas, nos acompañaron durante todo el viaje, bordeando el tren y coloreando las miradas.

Llegamos a Moscú. Me bajé del tren con una emoción más pesada que mi mochila y un librito que me regaló Antoni, con oraciones de San Nicolás (EL santo de Rusia), en ruso lógicamente, y con estampita de los Arcángeles Miguel y Gabriel. Me despedí del simpático provodnitso, que me saludó con mano en el aire y un Jao aborigen (por Cristóbal Colombo, me explicó). E intercambié mails con Nuria, catalana alegre – porque de otra manera no pueden ser los españoles – y vecina de cama, con la que nos gritamos el español durante todo el viaje, porque no somos raza de susurros.

El mítico tren transiberiano, de ladrones, asesinos, misterios y miedos me regaló con muy lindos recuerdos y aún mejores experiencias.

8 Responses to Un mito

  1. luly d dice:

    mari felicidades x lo que esto significa, me imagino lo que fue pisar EUROPA

  2. leandro dice:

    Pero q viaje!!!desde el comedor de mi casa al lado de la estufa…y paso a paso siguiendo el vieje. Como te contaba tengo pensado ir desde china a moscu, en el trans. Me dirias cuanto sale aprox el pasaje?. Para donde vas ahora en europa? saludos leandro de Berazategui..

    • Marina Kempny dice:

      Hola Leandro!
      No se cuanto está pero te averiguo. Es más barato hacerlo directo que ir bajándote, por eso no sirve sumar todos mis pasajes. En cuanto lo sepa te aviso. También podés consultar la web de man in seat 69, que tiene la posta en lo que es informacion de trenes en varias partes del mundo, y del transiberiano también. Pero te averiguo.
      Después de San Petersburgo voy para Tallin, en Estonia… y de ahí bajando. Supongo que Cracovia en Polonia para después llegar a Praga en Rep Checa, y seguirla!!
      Saludos!

  3. Dino dice:

    Querida Marina me alegro que ya estés en Europa, prácticamente en casa y con tu sueño cumplido-
    Un abrazo
    Dino

  4. Santi dice:

    Que grande marinita aventurera ! Tu viaje no termina mas ! Vos te das cuenta q ahora no va a haber muchacho q te pueda flashear por cultural ?

  5. juli dice:

    Marin, yo ya tengo mi pasaje para europa pero me parece que nos cruzamos. Q embole !!! No veo la hora de andar x alla…Bs

  6. PA dice:

    MARIN: QUE ALEGRÍA QUE YA ESTÉS EN EUROPA. QUE FLOR DE VUELTA TE MANDASTE. NO HABÍA UN CAMINO MÁS CORTO PARA LLEGAR A MOSCÚ ?
    UN BESO, PA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: