Moscú

La Plaza Roja, el Kremlin, la Basílica de San Basilio… sí, pero nunca imaginé la Moscú de los miles parques y lagos. Moscú la verde, la de patos y puentes, la de helados palito. Y también la del Metro, con cada estación que es una obra de arte, bien merece unas horas en el subsuelo.

Definitivamente un lugar se define por su gente, también Moscú, como en la Siberia. Primero, Luis y Lula – Perú y Argentina – me abrieron las puertas de la ciudad y su gente, como residentes. Entonces pude descubrir la Moscú que está detrás de las postales. Después los moscovitas mismos, que una vez cruzada la barrera de “poca amabilidad”, te regalan con la calidez y la alegría de todo ruso. Porque Rusia es las imágenes, las noticias y la historia que leímos, pero la genuina Rusia es los rusos. Hay que vivirla.

Si viajás solo en Rusia, siempre estás acompañado. De repente te encontrás en una ciudad de la Siberia que no imaginabas, en la casa de una simpática familia. O en un café de Moscú, charlando con una vieja bailarina, que te habla en un mix de ruso con francés, tararea una canción de Lolita Torres. Después te invita al Concierto privado, en piano y violín, de sus amigos, que son músicos y profesores de Conservatorio, en la famosa peatonal Arbat. Y agrega, tocá el timbre de la puerta Nº 33 y entrá. Y si decidís tirarte bajo el sol de junio en cualquiera de los parques, seguro terminás charlando con el vecino de pasto, radio y traje de baño. Sacame una foto te dice, y te vas – según él – con el estereotipo de hombre ruso en tu memory stick.

Dicen que Moscú no tiene punto medio, la odiás o la amás. Yo le canté baladas, y ella me devolvió con una semana imperdible. Moscú fue un ballet en el Kremlin (El Lago de los Cisnes, nada más y nada menos!),fue también caminatas por sus peatonales famosas, y por sus calles escondidas, donde siempre encontrás una imponente Iglesia entre sus edificios, y un buen bar under para terminar el día.

Moscú fue levantarme cada mañana con los pajaritos, en un vecindario de monoblocks. Fue recorrerla desde el subsuelo, para contarme la época comunista a través del arte en cada estación. Fue comer helados palito en sus parques; visitar conventos e Iglesias para perderme en la riquísima tradición iconoclasta; fue dormir siestas a la orilla de un lago. Moscú fue recorrer el parque Ismailovo en bicicleta, el favorito de los Romanov antes incluso de convertirse en zares. Fue treparme a un árbol y dejar pasar el día, sentada en el tronco, mientras un grupo de patos se peleaba por su espacio de agua verde. Y Moscú fue también la tarde en barco por el río Moskba (imperdible); los mini parques de diversiones y atracciones (como Izmailovslkiy); y los imponentes parques Tsaritsino y Kuzkovo. Revivir en el primero la época de los zares, y respirar en el segundo un decaído comunismo. Y todo siempre grandilocuente. Porque todo está hecho a lo grande en esta ciudad.

Sin ser pedante, Moscú es pomposa, es grande, te envuelve, podés ahogarte y odiarla, o bailar con ella.

MÁS FOTOS, AQUÍ

DATOS ÚTILES

–          Dónde dormir: yo usé couchsurfing y como experiencia fue genial. En Ekaterinburg también. Es salir un poco del circuito turístico con todo lo que un residente te puede aportar.

–          Comer: la comida rusa no se caracteriza por ser muy rica y variada. Lo mejor es pararse en alguno de los puestos de comida georgiana, que es riquísima. También comer pirogui, dumplings (pilmienis) y los tradicionales panqueques (blini). No dejar de probar glintvein (vino caliente con frutas, clavo de olor y canela), medabuja y bdnj.

–          Qué visitar: Arbat y Kuznetsky Most son las dos peatonales famosas, al estilo Florida en Buenos Aires. Kremlin (R350 la entrada), Plaza Roja (gratis), Basílica de San Basilio (R180 la entrada, vale la pena!). Los parques mencionados en la nota son gratis y son cita obligada.

–          Estaciones de metro para bajarse y disfrutar o sacar fotos: Komsomolskaya, Arbatskaya, Ploshad Revolutsi, Biblioteca Lenina, Moyakovskaya, Prospekt Mira, Bornokadnoya, y todas las estaciones de la línea marrón.

–          Cómo ubicarse y moverse: el Metro te lleva a todas partes, no es muy fácil usarlo como en Beijing por ejemplo, pero con un mapa de las líneas y estaciones, y sabiendo leer el alfabeto, en un día te volvés experto.

–          De ballets, conciertos y óperas: no es caro acceder a una noche imperdible de estas. Por ejemplo, el Lago de los Cisnes en el teatro del Kremlin me salió R 400. Y valió en el disfrute muchísimo más.

–          Barco por el río Moscú: R 400, son dos horas y pasás por los principales puntos de atracción de la ciudad. Recomendable, es ver Moscú desde el agua. Además los rusos son muy divertidos, se gritan y saludan de barco en barco, o desde la calle y los parques.

–          Tren a San Petersburgo: R 1186. Es una noche de viaje. Tenés que tomarte el lento y de media noche, así estás toda la noche viajando. Si no llegás a San Petersburgo por la madrugada y tenés que pagarte un hotel. Sacar el pasaje con tiempo, al menos tres o cuatro días de anticipación para conseguir Platskart.

–          Alrededor de Moscú: yo no llegué pero sé que es imperdible visitar Suzdal y Vladimir. Dos ciudades chiquitas y pintorescas con su kremlin cada una. Son del grupo de ciudades muy antiguas que luego decidieron unirse para formar Rusia (y así defenderse, unidas, de los ataques externos).

7 Responses to Moscú

  1. Dino dice:

    Por donde piensas seguir?
    Un abrazo
    Dino

    • Marina Kempny dice:

      Hola Dino! Estoy en San Petersburgo, esta noche parto para Tallin, en Estonia… de ahí empiezo a bajar… Lituania, Polonia, Rep Checa, etc… solo una ciudad por país porque estoy cansada y quiero ir a Holanda a visitar amigos

  2. PA dice:

    MARIN: EL GLINTVEIN PUEDE SER SIN CANELA ?
    UN BESO
    PA

  3. leandro dice:

    Buenas Noches,Muy buenas fotos, esperandooo… ver la ruta q usas para bajar.(precios) Me conto una amiga, q NO baje hasta Grecia (atenas) por Serbia/Montenegro/Macedoña/Albaña…(NO BAJAR).. es mejor crusas por Italia,si esa era tu idea..espero no incomodarte…
    Ps: Todos viajando MAri. beso

    • Marina Kempny dice:

      OKi gracias por la data!
      No creo que pase por esos países aunque nunca se sabe. DDe Sain Petersburgo tengo pensado irme a Tallin, en Estonia (que dicen que es MUY lindo), de ahí quizas Cracovia en Polonia (si no son muchas horas de viaje, si no paro primero en Letonia o Lituania. Y después de pasar un par de días en Cracovia quiero rumbear para Praga y Berlin.
      Un dato: EUROLINES, para buscar buses… viajar en colectivo es mucho mas barato que el tren. Agendalo porque te va a servir. También hay una web alemana para subirte al auto de alguien que va para tu mismo lugar y le pagas solo la nafta (compartida). POr este sistema y por eurolines podes cruzar de pais en pais por 20 euros por ejemplo. Despues pongo link a la web de los autos, no la tengo aca.
      Saludos!

  4. Gaby M dice:

    Hola Mari!!!
    Te ves hermoooooooooosa!!! Sigo siguiendote!! jajajaj
    Besos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: